Las consecuencias de negarse a someterse a la prueba de alcoholemia.

Las consecuencias de negarse a someterse a la prueba de alcoholemia.

Cuando una persona circula con vehículo de motor bajo la influencia de bebidas alcohólicas, tanto si se trata de un control preventivo como por motivo de accidente, ha de saber que si colabora y “sopla” y el resultado es positivo se le puede imputar un delito contra la seguridad víal, y la fiscalía pedirá privación del permiso de conducir y multa.

Si se niega a someterse a la prueba de alcoholemia se le imputan dos delitos, es decir, además del anteriormente descrito (contra la seguridad víal), otro de desobediencia que lleva aparejada además de la pena de privación de libertad (que no se cumpliría en principio si carece de antecedentes penales), también privación del permiso de conducir (periodo de privación que se suma al del primer delito).Conducir un vehículo tras ingerir alcohol no se debe hacer nunca pues pones en peligro la vida de los demas y la tuya propia.Si a pesar de ello lo haces, debe saber que la negativa a someterse a las pruebas en casi la totalidad de los supuestos empeora la situación juridico-legal.

Si tiene un problema de este tipo no dude en consultar a un@ abogad@

Si te ha gustado comparte, por favorShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *