Justicia para ricos.

La reforma de la ley de tasas. Un modo necio de no admitir el error

La Ley 10/2012, de 20 de noviembre, por la que se regulan determinadas Tasas en el ámbito de la Administración de justicia, entró en vigor a pesar de que todos los colectivos que forman parte de la Administración de Justicia (Jueces, Secretarios judiciales, Fiscalía, Abogados, Procuradores), así como Sindicatos pero sobre todo el justiciable y los Ciudadanos, por primera vez se unieron para LANZAR UN GRITO CONTRA UNA JUSTICIA PARA RICOS Y REIVINDICAR EL DERECHO A LA TUTELA JUDICIAL EFECTIVA DE TODOS LOS CIUDADANOS.

De un modo totalmente absurdo, se justificaba el establecimiento de Tasas exponiendo que se configura como una premisa básica para el buen funcionamiento de la justicia gratuita al garantizar la suficiencia de recursos del sistema, y digo esto porque existen maneras mucho mas lógicas, racionales, coherentes y ajustadas a derecho de reformar y conseguir la finalidad “recaudatoria” pretendida.

Pero lo que no explicaban es que el modo de “recaudar”, en la práctica, impediria que un amplio sector de población, “la clase trabajadora” , pudiera acceder a los Tribunales, impidiendo con las Tasas el ejercicio del Derecho fundamental consagrado en la Constitución a la tutela judicial efectiva.

Lo que no explicaban es que con la excusa de financiar y mabntener la justicia ponían barreras insalvables a un gran numero de ciudadanos, a quienes resultaría imposible abonar las Tasas y litigar en defensa de sus derechos.

Quizas los políticos en general y el Sr. Gallardón en particular, el problema que tienen es que desconocen por completo la realidad sobre la que legislan, desconocen que a la mayoría de los ciudadanos ya les resulta dificil por no decir imposible acceder a Tribunales incluso sin Tasas, desconocen que en muchísimas ocasiones a determinados sectores de población ejercitar acciones les resulta antieconómico porque el coste es superior a la pretensión (viendo así frustradas sus espectativas de derechos y teniendo que renunciar en algunos casos a cantidades que le resuelven economicamente un largo periodo de subsistencia). El problema es que quizás no quieran saber que mientras hay personas que pueden litigar para defender “cualquier derecho”, hay muchos otros que no se plantean ya litigar. Tal vez , y se que es muy duro lo que voy a decir, eso es exactamente lo que pretenden…

A pesar de la oposición generalizada de quienes conocen a fondo la Administración de Justicia, el Sr. Gallardón y el Partido en el Gobierno se apresuraron a intentar desacreditar a quienes se alzaban contra las barreras que a niveles prácticos iban a impedir que muchos ciudadanos pudieran acceder a los Tribunales, y con un discurso populista argumentaban que la crítica a la Ley de Tasas y la oposición de determinados colectivos tenía su razón de ser en intereses corporativos o intereses particulares. Nada mas lejos de la realidad.

Pues bien, escasamente tres meses después, por supuesto SIN ADMITIR EL ERROR, el Real Decreto Ley 3/2013, de 23 de Febrero, modifica el régimen de las Tasas en el ámbito de la Administración de Justicia, y SE COMETE UN NUEVO ERROR, porque el problema no está en el importe excesivo de las Tasas sino en su establecimiento, y la solución no está en rebajar los importes o eliminarla en algunos supuestos concretos sino en que el derecho a la tutela judicial efectiva está consagrado en nuestra Carta Magna y el sistema de Tasas impide el acceso a la justicia.

Resulta muy curioso que la Exposición de Motivos del Real Decreto Ley, justifica de un modo “casi ridículo”, la reforma de una Ley que casi no ha llegado a aplicarse, y digo esto porque se dice literalmente que “La aplicación de la Ley, sin embargo, ha puesto de manifiesto, que pese a que las Tasas en abstracto y por sí mismas, no se consideran lesivas de derecho alguno, podrían llegar a darse casos concretos e individualizados en los que la cuantía fijada en la Tasa resultara excesiva”

Me pregunto si como yo no opinan que es una manera casi ridicula de decir que no vulnera derechos pero que en casos concretos sí vulnera derechos

Yo que continuamente reivindico ser de pueblo, que me gusta ser de pueblo y que procuro no perder de vista mis orígenes, voy a terminar con un refrán (a la usansa de la gente de pueblo): DE SABIOS ES ERRAR PERO SOLO DE NECIOS PORFIAR EN EL ERROR.

Porque somos muchos y tenemos la razón: NO A LA LEY DE TASAS.

Si te ha gustado comparte, por favorShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *